PROTECCIÓN DE DATOS Y COLEGIO DIGITAL: ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN LA VUELTA AL COLEGIO Y EN EL USO DE HERRAMIENTAS DIGITALES EN EL ÁMBITO EDUCATIVO Y FAMILIAR

Y ya se acerca septiembre, con la incertidumbre de la vuelta al colegio, cuando aún no sabemos, aunque así parezca, si va a ser presencial y, en caso de serlo, cuánto tiempo puede durar esta situación viendo lo que está pasando en otros países donde se acaba de promover de nuevo la educación a distancia.

Sea de una manera o de otra, lo que no va a cambiar, porque cada vez tiene una mayor implantación, es el incremento en el uso de herramientas digitales de los alumnos y su acceso a Internet, como almacén de contenidos.

Qué sucede con esto, pues algo tan inquietante como la exposición de nuestros hijos a un entorno tan complejo como es Internet, las redes sociales o los entornos colaborativos que “gratuitamente” nos ofrecen los desarrolladores, tales como Microsoft, Google, etc.

Nuestra obligación, como padres, es enseñar a nuestros hijos cómo utilizar de manera responsable estas herramientas tan potentes que, bien utilizadas, son un motor de aprendizaje.

Qué aspectos debemos tener en cuenta y qué debemos explicar a nuestros hijos.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta, pero vamos a tratar de resumir los más importantes.

  1. Privacidad e identidad digital.

Los menores tienen un interés lógico por las redes sociales. Aunque no nos guste, es prácticamente imposible que no las vayan a utilizar porque es algo totalmente extendido en nuestra sociedad. Por ello, es importante enseñarles a generar el contenido adecuado.

Tienen que aprender a gestionar su información personal y sensible, evitando sobrexponerla.

Así mismo, es importante hacerles ver la trascendencia ahora y en el futuro que puede tener la imagen de si mismos que ofrecen en la Red. Debemos enseñarles a crear y mantener una identidad digital positiva y responsable.

  • Seguridad digital

Es importante que aprendan desde ahora a trabajar en entornos seguros, evitando ataques de ciberseguridad, evitando la sustracción de su información, protegiéndose de correos maliciosos, etc.

Tienen que incorporar una serie de buenas prácticas de uso que les ayuden a reaccionar en caso de virus, estafas, etc.

Por supuesto, una vez que acceden a Internet o a las redes sociales, debemos estar preparados para afrontar problemas como la suplantación de identidades, ciberacoso, acceso a contenidos no recomendados y demás, por lo que el control parental sobre la actividad que nuestros hijos en la red es importantísimo.

  • Fomentar la buena convivencia digital.

Es muy fácil, aprovechando el semi – anonimato que nos ofrece la Red, caer en la tentación de participar en desacreditaciones, etc.

Los menores deben comprender que es necesario establecer un modelo de convivencia positiva, basada en el respeto, también dentro de la Red.

También es importante que aprendan como actuar ante problemas, tales como acosos, troleo y demás situaciones a las que se pueden enfrentar.

  • Filtrado de información.

Como ya hemos comentado, Internet es una importante fuente de información que puede ayudarnos en nuestro aprendizaje. Pero también debemos saber que no toda la información que podemos recibir de la Red es veraz.

Tenemos que enseñarles como contrastar la información, a no hacerse eco de noticias si no son de fuentes fiables y como buscar contenido de calidad en la Red.

Por todo esto, nuestra responsabilidad como padres, aunque no siempre va a ser fácil porque dependerá de nuestro nivel de competencia digital (no todos tenemos los mismos conocimientos ni la posibilidad de acceder a ellos), es prepararnos para guiar a nuestros hijos en el entorno digital, conociendo el entorno y las motivaciones del mismo, supervisando su uso y, por supuesto, siendo su ejemplo.

Debemos establecer unos límites y reglas de acuerdo con su madurez. Implantar herramientas de control parental que ayuden a revisar las aplicaciones a las que acceden.

No menos importante resulta la limitación temporal del uso de pantallas, fomentando su uso con fines creativos y educativos, acordando los tiempos de ocio y los de trabajo y evitando las pantallas como medio de distracción del menor, aunque muchas veces nos sintamos tentados (yo el primero), cuando queremos mantener calmados a nuestros vástagos.

Como conclusión quiero resumir las ideas más importantes de este artículo.

  • Nuestros hijos son nativos digitales, tenemos que estar preparados para poder apoyarles en su acceso a Internet y a las redes sociales y para saber cómo protegerlos en este ámbito tan complejo.
  • Aunque no nos guste, nuestros hijos van a utilizar las redes sociales y las herramientas que ofrece la Red como medio de comunicación con otros. El mundo se ha hecho más grande y accesible. Asesorémoslos para que hagan un uso responsable de estas herramientas y fomentemos la convivencia positiva.
  • Aprendamos con ellos como proteger nuestra información, evitando ataques de ciberseguridad que, cada vez, son más frecuentes. Tenemos que estar preparados para este entorno digital.

Es un buen momento, aprovechando que nuestros hijos están inmersos en este mundo, para que nosotros mismos sigamos aprendiendo como adentrarnos en este mundo digital.

Ahora mismo hay muchos recursos de donde aprender. Recomiendo que accedáis a la página web creada por el Instituto Nacional de Ciberseguridad, https://www.is4k.es/ donde podréis encontrar mucha información resumida acerca de como enfrentarnos a este mundo digital con nuestros hijos.

Valentín Canga Moreno

Delegado de Protección de Datos Labyfis

Labyfis, S.L.

PROTECCIÓN DE DATOS Y COVID-19|ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN EL TRATAMIENTO DE DATOS DE SALUD Y EN EL TELETRABAJO